• ecoe blog

    Economías Comunitarias y Blockchain

    La necesidad de economías comunitarias, locales o solidarias basadas en la tecnología blockchain se hace cada vez más urgente aunque menos obvia, si bien es la solución o el camino hacia un futuro justo, equitativo y armonioso, la implementación de este nuevo sistema involucra un cambio de paradigma económico y social, que sumado a la cultura de la ignorancia y el miedo, hacen que los procesos sean cada vez más retrógrados.

    Sin embargo el reto consiste en acercar las posibilidades y por medio de la enseñanza junto a la información objetiva, facilitar la adopción de las nuevas tecnologías en micro economías o ecosistemas de economías locales, que pueden funcionar aún en las comunidades más aisladas.

    El propósito de las economías comunitarias o locales, es que las comunidades tengan el control o una autonomía económica real, sin intermediarios ni reguladores externos que manipulen el mercado. Se trata pues, de un empoderamiento en la economía de las personas y la sociedad, siendo la blockchain, la tecnología que revoluciona y hace posible este cambio de paradigma.

    Sin embargo esta revolución económica depende de que la información llegue de manera correcta, objetiva a las personas, de lo contrario esta tecnología puede volverse en contra al facilitar el trabajo de gobiernos oportunistas y corruptos, con mayor poder y control del que poseen en la actualidad. Si las personas recuperan el control de su economía, de forma automática los gobiernos pierden el poder sobre ellas, razón por la cual usan todas las herramientas a su alcance para controlar y reprimir la imaginación humana.

    Así mediante la instrucción adecuada de las herramientas tecnológicas basadas en la blockchain, proponemos el intercambio de monedas digitales propias, basadas en emprendimientos particulares, locales o comunitarios, así como en sus respectivos productos o servicios. El respaldo es pues, el trabajo, los productos y servicios derivados del tiempo invertido en un ejercicio particular y el medio de pago, pasa de ser el dinero fíat o papel basado en crédito, a criptomonedas digitales basadas en el trabajo o la riqueza real de las personas o comunidades.

    Nuestra apuesta es por las personas, por el trabajo, por la riqueza de la gente del común, por el derecho a la información objetiva y verdadera, si existe la oportunidad del rescate, optamos por rescatar a las personas, no por rescatar a los bancos ni mucho menos a los banqueros.

    Creemos, que la única forma de que el ser humano recupere el poder y la seguridad que proporciona la riqueza, es con el control de su economía.